06/10/2020

Foro Económico Mundial llama a una recuperación verde post pandemia

El Foro Mundial Económico llama a los gobiernos y las empresas a diseñar una recuperación post-pandemia con perfil sostenible. La prioridad número uno es la salud humana y la atención médica. Sin embargo, “el COVID-19 está dejando muy en claro cuán interconectados están nuestros desafíos sociales, económicos y ambientales”, señalan.

El Foro Económico Mundial enfatiza esto en su último informe sobre Riesgos Globales. Por primera vez, los cinco riesgos globales principales en términos de probabilidad están relacionados con cuestiones ambientales. Entre otras evidencias recientes que destacan el gran impacto que el cambio climático está teniendo en las personas, la última investigación de la Universidad de Harvard indica que las personas que viven en regiones más contaminadas están siendo más severamente afectadas por el coronavirus que otras. Mientras que otro estudio, publicado en la revista médica The Lancet, predice que 500,000 adultos morirán como resultado del cambio climático para 2050.

Robert Metzke, Gerente global de Sustentabilidad de Philips, juega el rol de vocero del Foro y toma las palabras recientes del ex gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, para afirmar: "No podemos aislarnos del cambio climático".

“La crisis de COVID-19 está destacando la interconexión de nuestro mundo. También nos obliga a reconocer la necesidad inmediata de preparar mejor a nuestra gente, especialmente a los más vulnerables, y a nuestro planeta para los riesgos relacionados con la salud y el cambio climático. Por el lado positivo, nos ha demostrado que es posible una respuesta integral a gran escala a una crisis global, cuando todos nos comprometemos con ella. Es la única forma de resistir y gestionar cualquier crisis futura de salud y clima sin precedentes”.


El Foro Mundial llama a una reconstrucción económica verde

Metzke enfatiza que el cambio sustancial provocado por la crisis de COVID-19 bien podría estar sentando las bases para los cambios radicales necesarios mientras buscamos reconstruir nuestras economías.

Según el Foro Económico Mundial, lo que suceda en los próximos meses podría conducir a dos caminos: “Existe el riesgo de que a medida que la crisis inmediata disminuya y sus consecuencias económicas se aclaren, dejemos de lado las aspiraciones a más largo plazo en busca de soluciones fáciles a corto plazo. El clima, así como la economía circular, puede ser menos prioritario para las partes interesadas, los clientes y la industria en general, ya que se centran en reiniciar la economía rápidamente. Por experiencia sabemos que la caída temporal de las emisiones de CO2 durante la última crisis financiera mundial en 2008 fue de corta duración y que las emisiones aumentarán nuevamente cuando termine esta crisis. Al mismo tiempo, los hitos importantes en las negociaciones climáticas pueden retrasarse. Y en el caso de una recesión económica, es probable que los fondos reservados para inversiones en sostenibilidad se desvíen a otros proyectos”.

Metzke destaca la segunda posibilidad o camino de recuperación: “La pandemia nos muestra que tenemos la tecnología, la comprensión científica, los medios financieros y los recursos humanos necesarios para enfrentar el cambio climático. Esta puede ser nuestra única oportunidad de "reconstruir" y trabajar en una economía que cuide a las personas y considere las limitaciones de nuestro mundo. Con tantas herramientas disponibles para avanzar en el cambio climático, lo que necesitamos ante todo es liderazgo y voluntad política para aplicarlos”.

“En un momento en que los gobiernos están de acuerdo con los paquetes de estímulo económico para ayudar a las personas y las organizaciones a sobrevivir a la probable recesión, es nuestro trabajo, como empresas e industrias globales, asegurarnos de que la sostenibilidad y la acción climática estén integradas en estos paquetes de rescate”.

Metzke destaca a continuación, las  nuevas reglas de licitación de la UE adaptadas para incluir el costo total de propiedad, pero esto aún no se entiende ampliamente o aplicado por gobiernos nacionales o regionales, y mucho menos municipios. “Siguen adquiriendo según el costo inicial más bajo, independientemente del impacto ambiental. Si podemos colaborar y hacer de la sostenibilidad un requisito clave de las licitaciones, esto apoyará la economía y el medio ambiente al mismo tiempo. Otros ejemplos de estímulo verde podrían ser una alineación europea en la legislación sobre productos químicos, productos y desechos para aumentar el reciclaje y el desarrollo de "productos verdes", y la promoción de modelos de propiedad circular para los consumidores”.

La necesidad de colaborar es ampliamente reconocida y Metzke también enfatizó en una reciente encuesta de Oxford de expertos financieros y económicos en países del G20, que destacó que el potencial de impacto climático es una de las dimensiones más importantes de los paquetes de recuperación fiscal. Al mismo tiempo, otra investigación muestra claramente que los países con una estrategia activa a largo plazo para acercarse a los objetivos de calentamiento global estarán mejor económica y financieramente que otros.

Para finalizar, Metzke citó las palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, quien recientemente dijo: "Tenemos que invertir en una nueva economía para salir de esta crisis en una mejor forma en comparación con cómo entramos en ella. Necesitamos un futuro, sostenible, inclusivo, competitivo y bien preparado [...] porque es más rentable proteger el medio ambiente que destruirlo. Esta podría ser nuestra mejor oportunidad para hacer esto".

 

Fuente: ComunicaRSE