09/08/2021

Arquitectura sustentable: los detalles del nuevo Centro Administrativo de Corrientes

El gobierno provincial y el banco local invirtieron más de USD 20 millones en un inmueble con normas LEED. Allí funcionará el Instituto de Previsión Social y otras áreas públicas. El proyecto arquitectónico estuvo a cargo de ESARQ. 

Fuente: Infobae.com

Recientemente se inauguró el Centro Administrativo de la ciudad de Corrientes, una apuesta mixta entre el gobierno provincial y fondos privados, con una inversión de más de USD 20 millones, en un complejo desarrollado con arquitectura sustentable y normativa Leadership in Energy and Environmental Design (LEED).

El complejo está integrado por 35.000 m2 y, en principio, funcionarán allí el Instituto de Obra Social de Corrientes (Ioscor), el Instituto de Previsión Social (IPS) y el BanCo de Corrientes. Luego se irán sumando otros organismos, como Catastro, el Registro Público y Telecomunicaciones Corrientes (Telco).

Una de las razones que llevó al gobierno provincial a invertir en este inmueble ubicado en Lavalle al 400, en el Barrio San Benito, es descentralizar las áreas públicas y descongestionando el foco comercial de la ciudad (está a 10 cuadras de este lugar).

Pablo Swiecicki, director del Estudio Swiecicki (ESARQ), responsable del el proyecto arquitectónico, dijo a Infobae que “el diseño de la obra nació a comienzos de 2017 y los trabajos a fines de ese año. Ahora, con la culminación, podemos afirmar que es el emprendimiento más moderno del norte argentino por sus características arquitectónicas y tecnológicas”.

“El diseño de la obra nació a comienzos de 2017, y los trabajos a fines de ese año. Ahora con la culminación, es el emprendimiento más moderno del norte argentino” (Swiecicki) 

El edificio se destaca por sus terminaciones de alta calidad y materiales nobles, cuenta con sistema Building Management System (BMS, o control integral e inteligente de las instalaciones), que permite un ahorro energético superior al 35%. La estructura cuenta con pisos técnicos, alfombra modular, pisos y revestimientos de granito en palieres y planta baja, interiores de madera natural, colectores solares, terrazas absorbentes y respaldos de grupos electrógenos para todo el edificio.

La imagen arquitectónica es vanguardista, para ello, se utilizaron grandes superficies acristaladas con control UV (para evitar radiación solar) y con un tratamiento a manera de “quiebra vista”, que unifica el basamento de los tres edificios.

Amigable con el medio ambiente

Con relación a los atributos sustentables, la arquitectura se basó en criterios de eficiencia en el aprovechamiento del agua, energía e impacto atmosférico, materiales y recursos empleados, calidad del ambiente interior e innovación en el proceso de diseño.

También dispone de terrazas y áreas que conectan con el exterior, algo que se priorizó desde la llegada del COVID-19.

“Desde el punto de vista urbano, se planteó una propuesta integradora, en la cual se tomó como eje del desarrollo urbano la calle ex vías del ferrocarril, generándose un gran espacio protagonista que actúa como plaza, punto de encuentro y transito peatonal, con características especiales como espacios verdes, equipamiento urbano y estacionamiento de bicicletas”, detalló Swiecicki.

Allí, se desplegarán entre 800 y 1.200 puestos de trabajo. El edificio, a su vez, está preparado para recibir entre 3.000 y 6.000 personas por día, sobre todo cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

La inversión es mixta: entre el Gobierno de la Provincia de Corrientes, el Banco de Corrientes y capital privado de los accionistas.

Distribución de los pisos y el foco sostenible

Los edificios de Ioscor e IPS tienen planta baja para la atención al público, 1º y 2º piso de estacionamientos y 6 pisos de oficinas. El Banco de Corrientes cuenta con subsuelo (tesoro del Banco y dependencias auxiliares), planta baja para atención al público, 1º y 2º piso de estacionamientos y un auditorio con acceso independiente (con capacidad para 400 personas) y 8 pisos de oficinas.

Una vez que se ocupe, podrán desplegarse entre 800 y 1.200 puestos de trabajo. El edificio, a su vez, está preparado para recibir entre 3.000 y 6.000 personas por día.

El estudio ESARQ, anteriormente había realizado el edificio de OSDE también en Corrientes, lo que marcó un hito en la provincia al ser el primer inmueble de oficinas certificado bajo estas normas.

“Consideramos la densidad de los alrededores, su diversidad de usos y el acceso a transporte público. También espacio con bicicleteros y duchas en los vestuarios para uso de los empleados. En los estacionamientos se reservó un 5% para vehículos eficientes, y además, un 2% para estaciones de recarga para los eléctricos. También se definieron estrategias para la reducción del efecto isla de calor. Se plantaron árboles, se instalaron techos vegetados en las terrazas y la cubierta”, dijo Swiecicki.

Se pensó en la reducción del consumo de agua en el interior, en más de un 20%, gracias a la utilización de productos eficientes (griferías y artefactos sanitarios). En el exterior, se reducirá más de un 50% de agua potable para riego por la incorporación de vegetación con bajos requerimientos hídricos, limitando el uso de césped, e incorporando sistemas de riego eficientes.

Los sistemas de acondicionamiento de aire son por Volumen de Refrigerante Variable (VRV) y se dispuso iluminación LED de consumo controlado (que permite un ahorro energético superior al 35%), con el filtrado del aire interior y del uso de refrigerantes.

El banco cuenta con un auditorio con capacidad para 400 personas.

Al edificio se incorporó una sala central y de fácil acceso que permite el depósito, la recolección y la separación de residuos reciclables. También se realizó una planificación y gestión de los desechos en la etapa de la demolición y construcción.

Se edificó con estructura de hormigón armado tradicional con sistema de encofrados y cerramiento de curtain wall compuesto por vidrios de última generación con control solar. Otra particularidad, es que los cielo rasos son acústicos desmontables. Y los ascensores con comando inteligente de tráfico para disminución del uso.

Marcelo Mayer, socio del estudio Bury Mayer Arquitectos, colaboradores del proyecto en Corrientes y responsables por las gestiones con el municipio, destacó que “por tema COVID-19, el complejo fue diseñado para poder adaptarse a las nuevas tendencias de trabajo (colaborativas), con plantas libres y versátiles para cualquier modificación futura que no afecte a su funcionamiento”. 

La pandemia llegó en el último tramo de la obra. Por lo tanto, la flexibilidad de los espacios está presente como también en las demás dependencias.

“Para ello hubo que instalar equipos de refrigeración inverter (permite que el equipo en vez de tener que funcionar a una capacidad fija pueda variar su frecuencia y regular el ciclo eléctrico) con comando de temperatura individual en cada sector de trabajo”, concluyó Mayer.

Publicado en Infobae,el  8 de Septiembre de 2021.